Esto es lo que debes evitar si padeces de vejiga hiperactiva (cuando se expulsa orina en cualquier momento y sin control)!

La vejiga hiperactiva es una condición que aparece cuando consumimos demasiada agua o determinados alimentos que lo único que logran es hacernos ir al baño más veces de las necesarias.

También puede presentarse incontinencia o pérdida del control de la vejiga. La mayoría de las veces, las causas se desconocen pero algunos problemas que afecten los nervios, beber demasiado líquido o cafeína pueden ser algunas.

Muchas personas padecen esta enfermedad debido a una mala alimentación, al principio no se dan cuenta y piensan que es algo normal, pero luego de un tiempo notan que su salud no es la adecuada y más enfermedades se hacen presentes. Si quieres saber cómo erradicarla, es necesario que primero conozcas los síntomas principales.

Síntomas de la vejiga hiperactiva

Micción por más de 8 veces al día

Es posible que vayas al baño y orines 8 veces e incluso más durante el día y, en la noche lo hagas por dos ocasiones más. Además, a veces la urgencia es tanta que no llegas a tiempo al baño y te ocurre un gran accidente, esto es debido a que no tienes control de tu vejiga.

Demasiadas ganas de ir al baño

Puedes estar tranquilo por un minuto y al siguiente tener demasiadas ganas de orinar y casi no puedes evitarlo, así que tienes que correr y desechar todo el líquido que has contenido.

Pérdida de líquido

La deshidratación es el síntoma más común que se puede presentar y no es para menos, después de todo, estas botando todo el agua de tu cuerpo mediante la micción y eso no es bueno.

Alimentos que debes evitar para combatir la vejiga hiperactiva

Café

La cafeína además de causar adicción, es la principal causante de hiperactividad en la vejiga, nos hace ir demasiado al baño y genera daños severos en nuestro sistema nervioso. De igual manera, las bebidas gaseosas son portadoras de un gran porcentaje de cafeína y hay que evitarlas o reducir su consumo.

Picantes

Los alimentos picantes no son nada saludables ni para la vejiga ni para el resto del organismo. Pensemos un poco, si con sólo comerlos causan irritación en nuestra boca,en nuestros órganos la sensación es aún peor.

Bebidas alcohólicas

Estas sustancias estupefacientes causan un gran daño en nuestro sistema cerebral y urinario, sobretodo la cerveza, pues nos hace ir al baño más veces de las que vamos normalmente.

Azúcar artificial

Las comidas con demasiado azúcar no nos hacen ningún tipo de bien, de hecho, pueden hacer que nuestra insulina se altere y terminemos padeciendo diabetes. No son grandes aliados de nuestra vejiga así que es mejor evitarlos.

Zumos con cítricos

Las naranjas, limones, arándanos y demás frutas con exceso de ácidos pueden ser buenos para mejorar nuestro torrente sanguíneo, pero cuando se padece de hiperactividad en la vejiga no es recomendable ingerirlos puesto que el ácido irrita el tracto urinario.

Tomate

Este alimento tiene demasiada agua en su composición y actúa como un diurético natural. Si tienes esta condición no es saludable consumir esta fruta, así como la piña, sandía y papaya.

 

Causas

Algunas de las causas conocidas de la vejiga hiperactiva son los trastornos neurológicos, tales como las lesiones de la médula espinal, la esclerosis múltiple, la enfermedad de Parkinson y los derrames cerebrales. Sin embargo, la causa a menudo se desconoce.

“Algunas afecciones —tales como las infecciones del tracto urinario, un embarazo precoz, la diabetes mellitus desatendida, las enfermedades de la próstata y los tumores vesicales— presentan síntomas parecidos a los de la vejiga hiperactiva y deben descartarse antes de poder hacer un diagnóstico correcto. Además, ciertos medicamentos, en especial los diuréticos, pueden causar síntomas de vejiga hiperactiva”, explica el Dr. Suresh Kaul, M.D, M.P.H., líder del equipo médico urológico de la Sección de Productos Óseos, Reproductivos y Urológicos de la FDA.

El riesgo de tener una vejiga hiperactiva aumenta con la edad. “Este padecimiento afecta especialmente a las mujeres mayores”, señala la Dra. Olivia Easley, M.D., autoridad médica experta de esta sección de la FDA.

Opciones para los consumidores

Existen varias opciones de tratamiento para la vejiga hiperactiva que ayudan a que los músculos vesicales se relajen y dejen de contraerse en momentos inoportunos. La Dra. Easley comenta que los anticolinérgicos son una clase de medicamentos de uso difundido para el tratamiento de la vejiga hiperactiva. Estos medicamentos contienen oxibutinina, tolterodina, fesoterodina o solifenacín, y se cree que actúan inhibiendo las contracciones involuntarias de la vejiga.

Hace poco, la FDA aprobó el Myrbetriq (mirabegron), un medicamento que mejora la capacidad de la vejiga para almacenar orina al relajar el músculo vesical durante el llenado (los efectos secundarios de Myrbetriq  incluyen presión arterial alta e infecciones del tracto urinario. En ciertas situaciones, el Myrbetriq puede aumentar la probabilidad de que no pueda vaciar la vejiga por cuenta propia, por ejemplo, si también está tomando otras medicinas para tratar la vejiga hiperactiva).

Para las mujeres de 18 años de edad en adelante, también hay un parche, llamado Oxytrol para mujeres, que se aplica sobre la piel cada cuatro días. Este parche está disponible a la venta sin necesidad de una receta médica y administra una dosis de oxibutinina. Para los hombres, hay un parche de oxibutinina disponible únicamente por prescripción médica y se llama Oxytrol (los efectos secundarios del parche Oxytrol incluyen irritación de la piel, somnolencia, mareos, confusión, alucinaciones y vista borrosa).

Para los adultos que no pueden usar o no responden adecuadamente a los anticolinérgicos, están las inyecciones de Botox (onabotulinumtoxinA). El Botox se inyecta directamente en el músculo vesical bajo anestesia local o general en el consultorio de un médico, usando una pequeña cámara que le permite al urólogo ver la pared interior de la vejiga.

El Botox hace que la vejiga se relaje, aumentando su capacidad para almacenar orina y reducir la incontinencia urinaria. Cuando los efectos del Botox se desvanecen, pueden administrarse más inyecciones, pero no antes de tres meses a partir de la última serie.

(el Botox puede ocasionar efectos secundarios graves que pueden ser mortales, incluyendo problemas para respirar o para tragar, y la propagación de efectos de las toxinas. Estos problemas pueden surgir horas, días o semanas después de una inyección. Llame a su médico o procure atención médica inmediata si presenta alguno de estos problemas después de recibir un tratamiento con Botox. Entre los efectos secundarios del Botox menos graves están las infecciones del tracto urinario y la incapacidad para vaciar la vejiga por cuenta propia).

“Existen muchas opciones de tratamiento para los pacientes con una vejiga hiperactiva. No todos los medicamentos funcionan para todos los pacientes. Los pacientes tienen que dar el primer paso para buscar la ayuda de un profesional de la salud a fin de determinar si los síntomas que están experimentando se deben o no a una vejiga hiperactiva o a otra afección, y decidir qué tratamiento es el mejor”, añade la Dra. Easley.

Este artículo está disponible en la página de Artículos para el Consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos regulados por la FDA.

¿Te ha parecido interesante este contenido? Compártelo en tus redes sociales. No olvides dejarnos en la sección de comentarios todas tus dudas en inquietudes con respecto a este tema.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *