Como perder grasa en el abdomen y conseguir un vientre plano utilizando el jengibre.”

La mayoría de personas desea tener un abdomen plano y tonificado que les permita lucir una figura más esbelta y moldeada.

Sin embargo, por desgracia para muchos, justo esta zona del cuerpo es la que más tiende a inflamarse, no solo por el consumo excesivo de calorías sino por la retención de líquidos y los desechos que se van quedando atascados cuando el cuerpo tiene dificultades para eliminarlos.

Una dieta balanceada y la práctica diaria de ejercicios son las dos claves principales para empezar a decirle adiós a la grasa y demás problemas. Además, vale la pena considerar algunas ayudas “extra” que pueden ser útiles para obtener mejores resultados.

En este caso nos referimos a la popular raíz de jengibre, una especia muy conocida tanto en la gastronomía como en lo que tiene que ver con la medicina alternativa.

Su riqueza nutricional y propiedades se han valorado desde la antigüedad en muchas culturas, y hoy en día es bastante popular entre aquellos que desean adoptar un estilo de vida más saludable.

Cuando las rutinas de ejercicio se tornan complicadas, debido a las agendas tan apretadas, es fácil renunciar a todas las esperanzas de vivir ese sueño.

No hay duda de que una dieta balanceada y una buena rutina de ejercicios te conseguirán los envidiosos abdominales planos, pero no te preocupes si ejercitarte no es lo tuyo, pues a continuación te presentamos los mejores 10 tips para que sepas  cómo obtener un abdomen plano sin ejercicio:

¿Por qué el jengibre ayuda a perder grasa abdominal?

jengibre para reducir la grasa abdominal

Existen varias razones por las que se dice que el jengibre es uno de los mejores aliados para reducir barriga en poco tiempo.

Una de ellas es porque tiene un poderoso efecto depurativo que apoya la función de órganos como el hígado, responsable del adecuado proceso de las grasas y la glucosa.

También cuenta con un efecto termogénico que ayudará a aumentar la temperatura corporal mientras impulsa el metabolismo para quemar calorías con más facilidad.

Se considera como un poderoso supresor del apetito, lo que a muchos les ayuda con la fuerte ansiedad por ingerir más calorías de las debidas. Eso sí, cabe aclarar que en algunos tiene un efecto contrario.

Hay que mencionar que esta especia es muy buena en cuanto a los problemas digestivos pues, además de aliviar los mareos y las náuseas, también regula el movimiento intestinal y previene la acumulación de toxinas en el colon, que es una de las causas principales de estreñimiento.

Quienes sufren por la retención de líquidos o la inflamación también se ven beneficiados, ya que esta tiene una acción diurética que impulsa su regulación.

Todo esto sumado a que es una fuente de antioxidantes, fibra y otros nutrientes esenciales son razones suficientes para empezar a incluirlo con más frecuencia en la dieta.

¿Cómo preparar el jengibre para perder grasa abdominal?

beneficios del té de jengibre para eliminar la grasa

La forma más común de tomar el jengibre es a través de una sencilla infusión de la raíz. Sin embargo, para óptimos resultados la podemos mezclar con otros interesantes quema grasas naturales.

Ingredientes

  • 1 trozo de jengibre (3 centímetros)
  • ½ limón
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calienta la taza de agua y, justo antes de que empiece a hervir, agrega el trozo de jengibre y déjalo a fuego bajo durante tres o cinco minutos más.
  • Cuando pase el tiempo aconsejado, retíralo y déjalo reposar entre 8 y 10 minutos más.
  • Al momento de tomarlo añádele el zumo de medio limón y, de forma opcional, una cucharadita de miel de abejas para endulzar.

Té de jengibre con limón

La vitamina C y los antioxidantes del limón refuerzan los beneficios del jengibre para depurar el hígado y favorecer la digestión de las grasas.

Ingredientes

  • El jugo de ½ limón
  • 1 trozo de raíz de jengibre
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Miel (opcional)

¿Cómo prepararlo?

  • Caliente la taza de agua y, justo antes de que comience a hervir, agrega el trozo de raíz de jengibre.
  • Déjalo a fuego mínimo durante un par de minutos, retíralo y agrégale el jugo de limón.
  • Revuelve bien y, si lo deseas, añade un poco de miel para endulzar.
  • Consume una taza antes de las comidas principales.

Jugo de pomelo y jengibre

El pomelo es una fruta baja en calorías que ha demostrado tener importantes efectos en la reducción del peso corporal.

Su sabor es delicioso y va muy bien con el toque picante del jengibre cuando se prepara en zumo natural.

Ingredientes

  • 4 pomelos grandes
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo (3 g)
  • El jugo de ¼ de limón (opcional)

¿Cómo prepararlo?

  • Extrae el jugo de cuatro pomelos grandes y mézclalo con la cucharadita de raíz de jengibre y un poco de jugo de limón.
  • Consúmelo en ayunas, en el menor tiempo posible.

Té verde con jengibre

El té verde es famoso por sus múltiples antioxidantes y enorme capacidad para favorecer la pérdida de peso.

Su ingesta evita la acumulación de grasa, controla los niveles de colesterol y facilita los procesos digestivos.

Esta bebida con un poco de raíz de jengibre es un increíble remedio para mejorar la salud y conseguir una figura más delgada en poco tiempo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de té verde (1o g)
  • 1 rodaja de jengibre fresco
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Coloca a hervir la taza de agua, agrégale la rodaja de jengibre y déjalo a fuego bajo durante un par de minutos.
  • Pasado este tiempo, retíralo del fuego y agrégale la cucharada de té verde.
  • Espera a que repose diez minutos y consúmela.
  • Puedes ingerir hasta dos tazas al día.

Bebida de jengibre y canela

Un trozo pequeño de jengibre
Una cucharadita de canela en polvo
Zumo de medio limón

Preparación:

Pon a hervir el agua y hierve durante 5 minutos.  Bebe este té en ayunas y antes de dormir.

Té de jengibre con limón

Una taza de agua

Jugo de medio limón

Una rebanada de jengibre

Preparación:

Hierve el agua, agrega una pequeña rebanada de jengibre y agrega el jugo de un limón.

Jugo de piña, jengibre, pepino y limón

½ medio pepino

Dos ramas de apio

Un vaso de agua

Un limón

Media taza de piña picada

¼ de manzana verde

Una rodaja delgada de jengibre

Preparación:

Mezcla todos los ingredientes en la licuadora y bébelo en ayudas porque sus propiedades adelgazantes son más efectivas.

Bebida de jengibre y pepino

Una rodaja de jengibre

Un pepino en rodajas

Jugo de un limón

Menta al gusto

Agua

Preparación:

Mezcla todos los ingredientes y deja reposar la bebida en el refrigerador por una hora.

Para aumentar los efectos de las bebidas con jengibre no olvides hacer ejercicio y tomar mucha agua.

¿Durante cuánto tiempo se toman estos remedios?

Para obtener los beneficios de estos remedios desintoxicantes se aconseja consumirlos durante un mes seguido. Pasado este tiempo de tratamiento, se descansan 15 días y se retoma.

Recuerda que no verás los resultados si no consigues activar tu cuerpo y mejorar los hábitos alimenticios.

¿Cuándo y por cuánto tiempo se consume esta bebida?

Para llevar a cabo un proceso de desintoxicación y pérdida de peso con raíz de jengibre lo más conveniente es tomar una dosis en ayunas y otra antes de ir a dormir todo los días.

El tiempo de consumo mínimo es de un mes seguido, para después descansar 15 días y retomar.

Contraindicaciones

Las mujeres embarazadas o lactantes, a excepción de los casos admitidos por el médico, no deben consumir este té de jengibre.

Esta especia también cuenta con un efecto de adelgazamiento de la sangre, lo que evita su coagulación. Sin embargo, en caso de estar próximos a una cirugía o estar tomando medicamentos anticoagulantes, es mejor suspender su consumo.

En resumen, quienes estén luchando contra la grasa abdominal pueden apoyarse en el jengibre para removerla con más facilidad.

No obstante, no se debe asumir como único esfuerzo para tener un mejor peso corporal, pues este debe estar apoyado sí o sí con un buen plan de alimentación y una rutina de entrenamiento físico.

Los efectos del té suelen variar de persona a persona, dependiendo de la actividad de su metabolismo y de los demás hábitos que se tengan

FAJAS DE JENGIBRE PARA QUEMAR GRASA DEL VIENTRE MIENTRAS DUERMES

La grasa que se aloja en la zona del vientre y la cintura, suele ser la más complicada de eliminar, y es por esto, que si bien el tratamiento que te mostraremos a continuación te será de mucha utilidad, te recomendamos que también lo acompañes con ciertos hábitos saludables, como lo son el consumo abundante de agua, una dieta equilibrada, y algo de ejercicio semanal.

Cómo hacer fajas con Jengibre, ¡y quemar TODA la grasa del vientre durante la noche!

Cómo hacer fajas con Jengibre, ¡y quemar TODA la grasa del vientre durante la noche!

Estas fajas de jengibre para quemar grasa del vientre mientras duermes, son muy fáciles de preparar. Mira a continuación como hacerlas…

Ingredientes:

  • Una venda elástica
  • Una toalla
  • Una cucharada de jengibre fresco
  • 4 o 5 cucharadas de crema corporal
  • Una envoltura de plástico

Procedimiento:

  1. Toma la toalla y empápala en agua caliente, para posteriormente aplicarla en la zona en donde se quiere eliminar la grasa (esto ayudará a abrir los poros de tu cuerpo, para que el tratamiento actúe de manera efectiva).
  2. Mezcla el jengibre y la crema corporal.
  3. Saca la toalla del cuerpo, y aplíca la preparación de jengibre en la zona.
  4. Añáde la envoltura de plástico, y sobre ella la venda elástica.
  5. Deja actuar el tratamiento en tu cuerpo, durante al menos 6 horas.

Es recomendable, aplicar el tratamiento antes de ir a dormir, y dejarlo actuar hasta la mañana, al despertar.

Si comienzas a sentir una especie de hormigueo en la zona, significa que efectivamente la compresa de jengibre está realizando su trabajo, y ¡el método está funcionando!

Te aseguramos que con este sencillo método natural a base de jengibre, podrás quemar grasa del vientre y zonas cercanas, en tan solo cuestión de semanas, y lo mejor…¡sin tener que limitarte de tus comidas favoritas, y pasar días enteros realizando ejercicio!

Consejos  perder grasa en el abdomen y conseguir un vientre plano

Para conseguir un vientre plano debes cuidar mucho la alimentación. Estas son algunas pautas que debes seguir:

  • Come una dieta equilibrada y realiza hasta cinco o seis comidas pequeñas durante el día para hacer que el metabolismo se mantenga activo y para minimizar los antojos. Incluye en tu dieta frutas, vegetales y cereales integrales para aumentar el consumo de fibra.
  • Limita los carbohidratos y si los consumes, hazlo temprano, consume proteína magra para promover el desarrollo muscular y quemar grasa, e incluye grasas insaturadas para sentirte satisfecha durante más tiempo.
  • Bebe al menos dos litros de agua durante el día para eliminar el exceso de líquidos y evita el consumo de alcohol que solo aporta calorías vacías. Sigue una dieta baja en sodio.
  • Come más cantidad de fibra, ya que una dieta baja en fibra puede causar distensión abdominal y kilos de más alrededor de la zona media; consume frutas y verduras frescas.
  • Reduce la ingesta de carbohidratos y azúcar, y deja de consumir alimentos y bebidas azucaradas como pasteles, galletas y refrescos.
  • Evita el consumo de grasas, como los fritos y la comida rápida, que pueden hacer que aumentes de peso; consume grasas saludables.

Ejercicios para conseguir un vientre plano

Hacer ejercicio es el otro pilar para conseguir un vientre plano, pero debes ser constante para obtener resultados.

  • Haz combinaciones de entrenamiento de alta intensidad, con ejercicios cardiovasculares tres días a la semana para maximizar la quema de grasa. Alterna entre varios minutos de ejercicio cardiovascular a una intensidad fácil y varios minutos de cardio de alta intensidad. Realiza sesiones de 30 minutos.

 

  • Practica ejercicios de entrenamiento de fuerza tres días a la semana, para quemar grasa de forma prolongada, ya que aumenta la masa muscular y mantiene el metabolismo activo después del entrenamiento.
  • Añade ejercicios de estómago para reafirmar los oblicuos y abdominales inferiores y superiores. Incluye ejercicios como sentadillas, abdominales, curvas laterales, giros del torso, planchas y abdominales inversos.

 

  • Mantén una buena postura y no te encorves. Trata de no estresarte y procura mantenerte relajado, ya que see cree que el cortsol, la hormona del estrés, aumenta la grasa, especialmente en la zona del estómago.

Las abdominales son el ejercicio más conocido para esta zona, pero para reducir y tonificar realmente, lo mejor es combinar una dieta balanceada con actividad física. Aquí te presentamos una rutina intensa de ejercicios para el abdomen que te dará resultados en menos de lo que imaginabas. Hazla por lo menos de tres a cuatro días a la semana, 15 repeticiones de cada ejercicio en cada sesión.

1. Levantamiento de piernas

levantamiento de piernas

Este ejercicio lo puedes hacer en la silla romana, apoyándote en unas barras paralelas, colgada de algún soporte o recostada en el piso y levantando las piernas rectas hacia arriba. Mantén las piernas rectas, rodillas y pies juntos y levanta las piernas tanto como puedas, sostén un momento y regresa a la posición inicial.

2. Burpee

burpee

Primero colócate de pie, luego apoyando las manos en el suelo, estira las piernas con un impulso para terminar en la posición para realizar una flexión, y regresa a la posición inicial de flexión, coloca las piernas cerca de las manos y levántate de un salto mientras estiras los brazos al techo.

3. Abdominales con levantamiento de piernas

abdominal con levantamiento de piernas

Acostada bocarriba con las manos extendidas, eleva al mismo tiempo las piernas y los brazos hacia arriba y sostén un momento. Vuelve a la posición inicial.

4. Escaladas

escaladas

A partir de la posición de plancha, jalas un pie hacia el pecho, regresas a la posición inicial y repites con el otro, como si estuvieras escalando una montaña.

5. Abdominales cruzadas

abdominales cruzadas

Acostada en el suelo bocarriba y con las piernas flexionadas, coloca las manos detrás de la nuca, levanta el tronco y rótalo de manera simultánea con la rodilla opuesta, acércala al pecho y mantén la posición un par de segundos. Vuelve a la posición inicial y repite con la otra pierna.

6. Abdominales con balón

abdominales con balón

Recuéstate sobre tus lumbares en la pelota y coloca las manos en la nuca. Eleva el tronco hacia arriba y regresa a la posición inicial.

7. Sentadilla con salto

sentadillas con salto

Párate recta y flexiona ligeramente las rodillas. Agáchate con las caderas hacia atrás, con la espalda completamente recta y la cabeza hacia el frente. Salta y trata de subir las manos lo más alto que puedas.

8. Jumping jacks

jumping jacks

De pie con la espalda recta, pies juntos y brazos a los lados, dobla ligeramente las rodillas. Da un pequeño salto y mientras estás en el aire, levanta los brazos y después regresa a la posición original.

Se constante en tus ejercicios, no te apures si en dos semanas no has conseguido tus objetivos. Puede que tardes más tiempo, pero si realizas ejercicio y mantienes unos hábitos saludables todos los días, conseguirás tu objetivo. Lo importante es que no desistas.

Otros consejos:

1. Consigue tu postura correcta.

Una buena postura es el primer paso para tener un vientre plano. A menudo, encorvarse acentúa la barriga y, con el tiempo, se notará un poco más de pancita. La postura recta reducirá inmediatamente unas pocas libras, por lo que el abdomen parecerá más plano en un instante. Es importante mantenerse erguida en todo momento, inclusive al bailar.

2. Hidrátate.

Beber agua, al menos ocho vasos grandes al día, te hidrata y elimina las toxinas no deseadas. No bebas agua justo después del almuerzo o la cena, espera al menos 10-15 minutos.

3. Limpia tu organismo.

Esto podría ser francamente vergonzoso para la mayoría de las mujeres, pero hay que hablar de cuando nos sentimos hinchadas. El cuerpo necesita adoptar una rutina para usar el baño todos los días. Con el tiempo, el cerebro comenzará a evitar las señales del cuerpo y comenzarás a sentirte estreñido. Para lograr acostumbrarte, ten como parte de tu rutina matutina beber un gran vaso de agua tibia tan pronto como te despiertes.

4. Comer sano.

Comer bien incluye muchas cosas. Es necesario evitar alimentos procesados y fáciles de preparar, ya que los conservantes y el alto contenido de sal producen hinchazón en el estómago. Evita los alimentos con almidón y trata de incluir más proteínas. Es fundamental que también incluyas frutas y vegetales que son ricos en fibra y tienen alto contenido de agua, lo que reducirá la hinchazón y, junto con la fibra, te inducirá a hacer la digestión más rápido.

5. Incluye probióticos.

Los probióticos apoyan tu sistema digestivo, se cercioran de que la comida se descomponga corrrectamente y mantiene alejados los problemas gastrointestinales. La mejor manera de incluir los probióticos o las bacterias buenas en su dieta es consumiendo yogurt. Por supuesto, también puedes tomar suplementos, pero es preferible recurrir a lo natural.

6. Dar largos paseos.

Un paseo de 30 minutos de ocio es también una buena idea para mejorar tu metabolismo y quemar esos centímetros extra de tu cintura.

7. Evita masticar chicle.

La goma de mascar causa la deglución de aire que produce abultamiento. Para mantener la respiración fresca, es mejor un caramelo de menta en lugar de chicle.

8. Consume menos calorías y reduce el azúcar.

Los alimentos que menos calorías contienen son las frutas y verduras que tienen alto contenido de agua, vitaminas, minerales y proteínas.

Cada vez que tomas un jugo de fruta envasado, tomas más calorías que lo contiene la fruta por sí sola. Aunque los jugos empaquetados dicen ser de zumos de fruta verdaderos, contienen altas cantidades de azúcar, saborizante y colorantes. Intenta matenerlos alejados de ti.

9. Equilíbrate con suplementos.

El complejo B y el calcio son vitales para tu bienestar. Mientras que la mayoría de las mujeres no lo toman en cuenta, algunas toman estos suplementos. Hay un aumento en los niveles de estrógeno después de la pubertad, lo que ayuda a alojar la grasa protectora en las caderas y la barriga, mientras que prepara tu cuerpo biológicamente para el embarazo. Al llegar a la menopausia, los niveles de estrógeno caen y la grasa protectora se asienta alrededor de tu área del vientre.

10. Expulsa el estrés.

Cuando estás preocupado, nervioso o incluso angustiado, el cuerpo produce hormonas de estrés y esteroides, las cuales afectan de forma directa tu sistema digestivo y, a su vez, generan estreñimiento e hinchazón y sabemos que esto no es nada agradable para lograr la meta de tener un abdomen plano.

 

Al seguir estos consejos estamos seguros de que podrás lograr ese abdomen plano que tanto deseas sin necesidad de ejercicios intensos que acaben con toda tu energía y te obliguen a inscribirte en un gimnasio.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *